“Una instalación de autoconsumo es una forma de ahorrar a largo plazo”

Entrevista a  nuestro presidente Jorge González publicada en ElEconomistaEnergía de diciembre 2017

  • Gesternova lanzó hace seis meses Contigo Energía. ¿Cómo está funcionando esta iniciativa?

Contigo Energía es una consecuencia natural de la evolución del negocio de la comercialización y el balance ha sido muy bueno, porque hemos entendido a la perfección lo que los clientes de Gesternova pedían en las tres ramas que tocamos: movilidad eléctrica, autoconsumo y climatización. Empezamos con una plantilla de cuatro personas y ahora somos seis. Para finales de 2018 ampliaremos en tres o cuatro personas más. Estamos viendo que hay mucho trabajo y tenemos grandes expectativas en seguir creciendo.

  • ¿Cuántos proyectos han llevado a cabo?

En autoconsumo estamos inmersos en una docena de proyectos, tenemos otros dos a punto de firmar y entre 50 y 60 en cartera, algunos de tamaño considerable. En climatización hemos finalizado varios proyectos de sustitución de equipos antiguos por otros de bomba de calor, intercambiador aire-aire, aire-agua, y otros son nuevas instalaciones. En movilidad eléctrica tenemos un goteo para la instalación de puntos de recarga para nuestros clientes y estamos participando en algún tender para la instalación de muchos puntos de recarga, a la espera de que el cliente tome la decisión.

  • ¿Tienen pensado ampliar este servicio a clientes no Gesternova?

Ya lo estamos haciendo. Los primeros clientes a los que hemos cubierto sus necesidades son de Gesternova, pero poco a poco han aparecido otros que no tenían ninguna relación con nosotros, lo cual es una buena noticia, porque indica que no sólo somos capaces de fidelizar a nuestros clientes, sino que somos capaces de conseguir que otros confíen en nosotros porque ven que estamos haciendo las cosas bien; en muchos casos, terminan siendo clientes de suministro de Gesternova. Al final, quien quiere aportar soluciones sostenibles a su negocio termina consumiendo energía de origen renovable porque es competitiva, ahorra dinero y es respetuosa con el medio ambiente.

  • ¿Cuál es el perfil de los clientes que están contratando este servicio?

Los hay de varios tipos, pero nos está pasando una cosa curiosa. En el caso de los clientes domésticos, algunos se deciden por una instalación de autoconsumo porque les compensa económicamente, pero hay otros a los que les pesa mucho más el convencimiento de querer tener su propia instalación de generación de energía que el hecho de ahorrar en el recibo de la luz. Al final, el ahorro siempre se consigue, otra cosa es que los plazos de amortización sean atractivos o soportables por el cliente. Esto que digo se puede ver muy bien en el siguiente ejemplo: si tengo 10.000 euros en el banco y los meto en un depósito, dentro de diez años tendré solo un poco más porque los tipos de interés son bajísimos, pero si ese dinero lo meto en una instalación de autoconsumo y todos los meses genero un ahorro de 30 euros en mi recibo de la luz, al cabo de los diez años, si sumo el ahorro que he obtenido, será mucho mayor que lo que me hubiesen reportado esos 10.000 euros en un depósito en un banco; luego se puede considerar que hacer una instalación de autoconsumo es una forma de ahorrar en el largo plazo.

  • ¿Con qué entidades han establecido alianzas para el suministro de productos y la financiación a los clientes?

Tenemos acuerdos con fabricantes de equipos en las tres áreas de negocio, con bancos que financian los proyectos y con fondos de inversión que están dispuestos a financiarlos, con la ventaja atractiva para los clientes de que esa financiación no va a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (Cirbe), lo que supone una situación más confortable para el endeudamiento de las empresas.

  • ¿Qué daño le ha hecho al sector los casos de fraude por parte de algunas comercializadoras?

El mayor daño que han hecho estas comercializadoras ha sido, por un lado, a los consumidores, porque la energía que defraudan la tienen que asumir los propios consumidores y, por otro lado, al sector, por la mala fama que esto genera, lo que provoca, a la larga, que la gente solo confíe en las marcas que conoce. Y si ya es difícil competir con actores que, en su conjunto, manejan el 90 por ciento del sector, mucho más difícil es hacerlo si resulta que alguno de estos competidores nuevos ha entrado con la intención de defraudar al sistema y a los consumidores; por tanto, hay que ser duros en estos casos.

  • ¿Están trasladando el coste del bono social a sus clientes?

Al final es una elección comercial. El bono social es necesario porque hay consumidores que no pueden afrontar el recibo de la luz, pero debería ser una prestación social del Estado y no del sistema eléctrico. Al final, de una manera u otra, todos los comercializadores eléctricos tendremos que repercutir ese coste a nuestros clientes. Es cierto que es injusto, porque no deberían ser los consumidores sino los contribuyentes los que hiciesen frente al bono social, pero de algún sitio tiene que salir. El problema del recibo de la luz es que ha sido el cajón de sastre para hacer políticas fiscales y hoy tenemos un sistema eléctrico complejo, con exceso de capacidad y muchas hipotecas. Lo que no se puede hacer es dar patadas hacia delante a los problemas del sector eléctrico constantemente. En lugar de resolverlos, lo único que se ha hecho es parchear desde hace casi una década, con soluciones cortoplacistas y regulando a golpe de Real Decreto Ley.

  •  ¿Van a entrar en el negocio de las baterías?

. Creo que el sistema eléctrico del futuro va, sin duda, hacia el almacenamiento y éste será el mejor aliado de las renovables. Es solo cuestión de tiempo que reduzca aún más sus costes. El autoconsumo con almacenamiento será un actor importante y, al final, en nuestras casas habrá quien tenga una batería para su uso o para terceros y será el comercializador el que gestione esa energía. El coche eléctrico, al ser un almacén rodante de electricidad, también contribuirá a su desarrollo.

  • ¿Por qué no se ha desarrollado el autoconsumo en España?

Hay varias razones. Una de ellas es que algunos entes del sector, descontentos con la normativa actual, han extendido con éxito la idea de que el autoconsumo no se puede hacer en España. Es cierto que podría haber un autoconsumo más justo socialmente hablando, más ágil, más eficiente y económicamente más rentable, pero nosotros creemos que es mejor trabajar con un mal Real Decreto que quedarnos parados a la espera de que venga el Real Decreto ideal, porque estamos viendo que hay demanda social de ser autoconsumidor. Como no se pueden poner puertas al campo porque el autoconsumo se va a desarrollar en Europa a pesar de las trabas que se le pongan, vamos a hacer lo que podamos con la normativa que tenemos ahora y, poco a poco, superaremos todas las barreras. Lo único que me preocupa es que los que estamos involucrados en un sector incipiente no nos hagamos trampas al solitario. Tenemos que ser muy cuidadosos, muy rigurosos, muy serios y muy profesionales a la hora de hacer las instalaciones, porque no podemos matar a un sector antes de que nazca. Una instalación de autoconsumo tiene que funcionar, al menos, 25 años y tiene que ser rentable a los pocos años de haber sido instalada. Si no conseguimos eso, habremos fracasado y el daño sería irreparable.

  • ¿Cuáles son los puntos críticos que, a su juicio, debería recoger la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética española?

Lo que los empresarios del sector renovable pedimos es que haya una regulación estable para poder desarrollar nuestro trabajo. Queremos aportar nuestro granito de arena a la mitigación del cambio climático, que es un problema global y que poca gente discute hoy en día.

  • ¿Cree entonces que los objetivos que Europa ha marcado deberían ser vinculantes?

Creo que deberían establecerse objetivos vinculantes para cada Estado y asociar medio ambiente y energía. La electrificación de la demanda es una buena solución para luchar contra el cambio climático. Además, de los objetivos climáticos también surgen muchas oportunidades de negocio que estimulan la economía y que suponen un cambio y, sobre todo, un beneficio en España y en toda la Unión Europea en términos de salud pública, mitigación del cambio climático, independencia energética, ahorro en emisiones de CO2, etc.

  • ¿Cómo están gestionando el peaje de respaldo?

En el caso de Gesternova, estamos facturando cuando corresponde el peaje de respaldo que nos llega de la distribuidora, y en el caso de las instalaciones que ejecutamos que deben asumirlo las legalizamos para que así sea e incluimos en la amortización el concepto para hacer números realistas. No nos sirve ejecutar las instalaciones y abandonar al cliente a la suerte de no recibir una inspección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *