Baterías Virtuales vs. Baterías Físicas: Maximiza la rentabilidad de tu instalación de autoconsumo
Volver

Baterías Virtuales vs. Baterías Físicas: Maximiza la rentabilidad de tu instalación de autoconsumo

Las baterías físicas fotovoltaicas y las baterías virtuales representan dos caminos innovadores para enfrentar los desafíos asociados con la variabilidad y la intermitencia de las fuentes de energía solar. Este artículo veremos en profundidad estos dos conceptos, sus tecnologías subyacentes, sus ventajas y desafíos, así como su impacto potencial en el futuro energético global.

Poco a poco, cada vez más viviendas y más empresas están apostando por las energías renovables, en este caso, la energía fotovoltaica ha tenido un gran crecimiento en los últimos años, sobre todo en nuestro país, terminando el año 2023 con 25.549 MW, ocupando el 20,3% del total de la estructura del parque de generación español.

En un mundo en el que las energías renovables han alcanzado una gran importancia en nuestro día a día, aparece un factor muy importante como es el de almacenamiento.

bateria fisica autoconsumo

¿Qué es una batería física?

Las baterías físicas fotovoltaicas son dispositivos de almacenamiento de energía diseñados para almacenar la energía excedentaria por los sistemas de autoconsumo fotovoltaico (FV).

Estas baterías permiten que la energía solar capturada durante el día y que no se autoconsume, se almacene y se utilice cuando la generación solar no está disponible, como durante la noche o en días nublados. Las baterías físicas fotovoltaicas son esenciales para aumentar la autonomía energética de los hogares y las empresas que utilizan energía solar.

Tipos de baterías físicas y su durabilidad:

presupuesto bateria de iones de litio solaredge
Baterías de iones de litio:

Las baterías de iones de litio son actualmente la tecnología dominante en el almacenamiento de energía fotovoltaica en el sector del autoconsumo, debido a su alta densidad de energía, eficiencia y ciclo de vida prolongado. Estas baterías son ligeras, compactas y capaces de soportar múltiples ciclos de carga y descarga sin una pérdida significativa de capacidad. Son baterías que, además, tienen más aplicaciones dentro de diversos sectores importantes como es actualmente, el sector del automóvil, donde se utilizan en coches híbridos y eléctricos.

Las desventajas más notables en este tipo de baterías pueden ser, su alto coste, la sensibilidad a la temperatura y los ciclos de vida limitados que tienen.

presupuesto baterias de plomo-acido

Baterías de plomo-ácido:

Aunque menos eficientes que las de iones de litio, las baterías de plomo-ácido o como también se las conoce, baterías de gel, son una opción económica y ampliamente disponible. Estas baterías han sido utilizadas durante décadas en diversas aplicaciones, incluyendo sistemas de energía renovable como el autoconsumo fotovoltaico. Sin embargo, tienen una vida útil más corta, una menor densidad de energía y conllevan un mantenimiento regular como puede ser el llenado de agua destilada en el electrolito, sin olvidar que pueden emitir gases como hidrógeno y oxígeno.

baterias de flujo vanadio-redox
Baterías de flujo

Las baterías de flujo, como las baterías de vanadio-redox, ofrecen una solución prometedora para el almacenamiento de energía a gran escala. Estas baterías permiten almacenar grandes cantidades de energía y tienen una vida útil muy larga. Sin embargo, su mayor tamaño y complejidad pueden limitar su uso en aplicaciones residenciales.

Además, tienen un coste elevado en comparación con otro tipo de baterías, menos densidad energética por lo que es necesario un amplio espacio, sin olvidar que, son sistemas más complejos, ya que requieren bombas, tuberías y tanques para su funcionamiento.

Baterías de níquel-cadmio

Las baterías de níquel-cadmio, comúnmente abreviadas como NiCd, son un tipo de batería recargable que utiliza níquel y cadmio como electrodos. Estas baterías se destacan por su capacidad para entregar una corriente constante y por su durabilidad, ya que pueden soportar numerosos ciclos de carga y descarga. La desventaja de estas baterías está determinada principalmente por la toxicidad de estas y por el efecto memoria, el cual, si no se utilizan debidamente completando los ciclos de carga y descarga, pueden “recordar” la menor capacidad utilizada.

¿Qué mantenimiento deben tener las baterías fotovoltaicas?

 Como la mayoría de los dispositivos, al igual que las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, las baterías fotovoltaicas (unas más que otras) conllevan asociado o es recomendable un mantenimiento para asegurar su longevidad y rendimiento.

Por ejemplo, en las baterías de Iones de Litio, que son las baterías más utilizadas en instalaciones fotovoltaicas, es necesario tener un sistema BMS (sistema de gestión de baterías) para verificar regularmente el estado de la batería controlando la temperatura, el voltaje o la corriente de las celdas.

La realización de una inspección física para asegurarnos del estado de las conexiones, búsqueda de signos de daño físico o hinchazón.

Asimismo, es necesario mantener la batería dentro del rango de temperatura recomendado para evitar el sobrecalentamiento y el desgaste prematuro.

En otro tipo de batería, como las de plomo ácido, el mantenimiento es más específico, ya que, además del mantenimiento que conlleva la batería de Ion Litio, tenemos que revisar el nivel del electrolito, añadiendo agua destilada si fuera necesario y limpiar los terminales y los conectores para evitar una posible corrosión.

Ventajas de las baterías físicas

Una de las mayores ventajas de las baterías físicas fotovoltaicas es la capacidad de aumentar la independencia energética. Al almacenar energía solar durante el día, los usuarios pueden reducir su dependencia de la red eléctrica y disminuir los costos de electricidad.

  • Estabilidad de la red, al utilizar baterías físicas fotovoltaicas, se puede reducir la carga en la red eléctrica durante los picos de demanda. Esto contribuye a la estabilidad de la red y disminuye el riesgo de apagones, sobre todo ahora que, hay mucha generación de energía renovable y que cada día, aumenta más la demanda del vehículo eléctrico, aumentando estos picos de demanda.
  • Energía renovable 24/7. Las baterías permiten el uso de energía solar incluso cuando el sol no brilla. Gracias a que, en días anteriores, nuestra instalación de autoconsumo ha producido lo suficiente para cubrir el gasto energético y recargar nuestra batería, hace posible aprovechar al máximo la energía renovable y reducir la necesidad de fuentes de energía no renovable.

Otra solución posible gracias a las baterías físicas, son la posibilidad de instalar en lugares remotos, hablamos de las instalaciones de autoconsumo conocidas como instalaciones aisladas o “instalaciones isla”, las cuales, permiten que no dependamos de la red eléctrica para poder obtener energía ya que combinando nuestra batería con un dispositivo de backup integrado en nuestro inversor, hace que nuestra instalación fotovoltaica funcione de manera independiente de la red ya que, por lo general, nuestras instalaciones fotovoltaicas tienen que estar conectadas a una red eléctrica para su funcionamiento como cualquier otro dispositivo que tengamos en casa.

¿Cómo elegir una batería física?

bateria fisica autoconsumo

Los factores que debemos tener en cuenta la hora de elegir nuestra batería física son varios y dependen de las necesidades energéticas y el tipo de uso que vamos a darle.

Primero, tenemos que evaluar que necesidades energéticas tenemos en nuestro consumo diario de energía, sobre todo, la energía que consumiríamos durante la noche.

  • Si vamos a darle un uso residencial o si el uso que vamos a darle es un uso industrial, ya que las necesidades varían significativamente. Para ello, lo que debemos tener en cuenta es la capacidad de la batería, la cual, la medimos en kWh.
  • Ciclo de vida y garantía. Una característica importante que debemos tener en cuenta, son los ciclos de carga y descarga que puede soportar la batería antes de que disminuya su rendimiento. Además, tener en cuenta la garantía que nos brinda el fabricante frente a desperfectos de fábrica. Cuanto más largo sea el periodo de garantía y más fiabilidad tenga el fabricante, mejor.
  • Otro aspecto para tener en cuenta es el económico. No cuanto más cara sea la batería será mejor, ni cuanto más barata peor. Tenemos que poder elegir la batería que necesitamos sin tener que pagar de más por un servicio que puede darnos otra marca de baterías con una eficiencia y una garantía similares para no descuidar nuestro bolsillo.

¿Qué es una Batería Virtual?

Las baterías virtuales no son dispositivos físicos, sino sistemas de gestión de energía basados en la compensación de los excedentes generados por las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Anteriormente, las compañías comercializadoras de luz, no te compensaban el 100% de los excedentes que vertíamos a la red, solo te compensaban la misma cantidad de kW que el cliente consumía de la red, con la batería virtual, te compensan el 100%.

Las baterías virtuales funcionan mediante la agregación de múltiples fuentes de energía distribuida en una red, creando un «almacén» virtual de energía que puede ser gestionado de manera centralizada. Por esto, no dejan de ser compatibles con sistemas de almacenamiento como son las baterías físicas que tenemos en nuestros hogares o nuestras industrias.

Batería virtual de Gesternova Energía

La Batería Virtual de Gesternova es una tarifa de luz exclusiva para los clientes con autoconsumo, gracias a la cual podrás maximizar el potencial de tu instalación de placas solares ya que permite:

✓ Compensar el 100% de los excedentes generados.

✓ Ahorrar hasta el 100% de la factura de electricidad.

El dinero de los excedentes no compensados se guardará en la Batería Virtual y con él, recargaremos el Monedero Virtual y se te descontará en la factura.

El saldo no caduca, se acumula en el Monedero Virtual y será compensado en la siguiente factura, y lo que no puedas compensar, se acumula para las siguientes.

Diseñada para sacar el máximo provecho de tu sistema de paneles solares. Cuando tu generación de energía solar excede tus necesidades, en lugar de desperdiciar esa energía, acumulas el dinero de tus excedentes para tus próximas facturas.

Lo mejor de todo, el coste. Es totalmente gratuita, sin coste adicional ni cuotas de mantenimiento o gestión.

Ventajas de las Baterías Virtuales

  • Optimización de recursos. Las baterías virtuales permiten una gestión más eficiente de los recursos energéticos al coordinar múltiples sistemas de generación y almacenamiento. Esto puede reducir la necesidad de invertir en nueva infraestructura de almacenamiento físico.
  • Flexibilidad y escalabilidad. A diferencia de las baterías físicas, las baterías virtuales son altamente flexibles y escalables. Pueden integrarse fácilmente nuevos recursos de energía distribuida a medida que estén disponibles, adaptándose a las necesidades cambiantes de la red.
  • Reducción de costes.  Al optimizar el uso de la energía generada y almacenada, las baterías virtuales pueden ayudar a reducir los costes de energía para los consumidores, cumpliendo un funcionamiento parecido a la batería física (la “recarga” es en horario solar) sin desembolsar el coste que estas tienen si las queremos incorporar a las instalaciones de autoconsumo.

Dependiendo del dimensionamiento de la instalación que se tenga instalada y del consumo mensual, se puede llegar a conseguir la gran ansiada “factura 0”, es decir, no pagar nada por la energía que consumimos.

¿Qué es mejor una batería virtual o una batería física para mi instalación de autoconsumo?

Realmente, no existe mejor o peor entre batería virtual o batería física, si no que, cada una tiene sus ventajas y desventajas en diferentes circunstancias del mercado.

Si comparamos una con otra, podemos observar que las dos nos pueden ofrecen algo distinto, pero sin perder la misma esencia, la de poder aprovechar al máximo nuestra instalación de autoconsumo.

Por ejemplo, si comparamos costes, la batería virtual gana sobradamente frente a la batería física, ya que no desembolsamos una cantidad notable de dinero para el mismo fin, el almacenamiento de la energía.

Si comparamos la función de almacenamiento, en este caso, la batería física es la que gana la batalla, ya que, podemos elegir diferentes momentos de almacenamiento, cuando consumir esa energía o en caso de las “instalaciones isla” si hubiera un apagón en la red, seguiríamos teniendo suministro eléctrico disponible de nuestra batería.

En cambio, si hablamos de costes de mantenimiento, la batería virtual vuelve a la carga. A diferencia de la física, como hemos visto anteriormente, no depende de un mantenimiento anual para su correcto funcionamiento, por lo que además de poder ahorrarnos las tediosas revisiones, también ahorraríamos en costes.

¿Cómo maximizar la rentabilidad de tu instalación de autoconsumo?

Si tuviera que elegir entre batería virtual o batería física para maximizar la rentabilidad, elegiría la unión de ambas.

Es perfectamente compatible que compartan la suerte de formar parte de nuestra instalación de autoconsumo. Dentro de la energía excedentaria que podamos tener, si conseguimos cargar al 100% nuestra batería física siempre podremos obtener los beneficios de la batería virtual con los excedentes que mandamos a la red, sin desperdiciar ni un solo kW que hemos producido por nuestra cuenta.

Otra manera de maximizar la rentabilidad de nuestras baterías es la de aprovechar los incentivos que hay con las ayudas procedentes de los fondos para la transición ecológica y que forman parte de la Agenda 2030 que tiene como fin el desarrollo sostenible a favor de las personas y sobre todo del planeta.

Actualmente, como en la mayor parte de la tecnología, las inteligencias artificiales están ganando mucho terreno, un ejemplo de ello es la incorporación de estas en los sistemas de almacenamiento y monitorización de nuestros sistemas de autoconsumo para que nuestra inversión sea lo más optima posible, no solo cargando la batería con energía proveniente de nuestros paneles, si no que también la carga a través de la red aprovechando los periodos más baratos de luz.

Al mismo tiempo, son capaces de verter a la red la energía que tenemos almacenada con el fin de obtener el máximo rendimiento de nuestros excedentes, entrando en juego la batería virtual.

El Futuro del Almacenamiento de Energía

Si tengo que hablar de futuro, utilizaré el mensaje que defiende Gesternova, “El presente es renovable, se acabó hablar de futuro, empieza hoy a usar energía 100% renovable”.

Actualmente tenemos a nuestro alcance sistemas de autoconsumo y de almacenamiento que, para la mayoría de los mortales era impensable si nos preguntan tres años atrás. Esto ha hecho que cada vez, tengamos paneles más eficientes, inversores más avanzados y baterías con mayor capacidad de almacenamiento.

Este desarrollo no hace que la innovación tecnológica se pare aquí, aprovechando que estamos hablando de baterías, aparecen tecnologías emergentes como son las baterías de estado sólido y las de celdas de combustible de hidrógeno, superando todas las limitaciones actuales que tenemos con las tecnologías de almacenamiento existentes actualmente y que jugaran seguro, un papel muy importante dentro del autoconsumo y de las energías renovables.

Las políticas y la regulación con apoyo gubernamental jugarán también un papel importante en el desarrollo e integración de nuevos sistemas de almacenamiento y autoconsumo, además de aplicar nuevas políticas incentivadoras que ayuden a la integración de esta tecnología en nuestro día a día.

Como conclusión, el fin óptimo es el de poder aprovechar al 100% la energía que nosotros mismos producimos de manera independiente, ya sea en nuestras viviendas o en nuestras industrias.

Por eso, para que nuestro presente sea aún más renovable, en Gesternova hemos dado un gran paso creando nuestra propia batería virtual, que junto a la energía 100% renovable que comercializamos, ofrecemos un producto con el que intentamos llegar cada día a más clientes concienciados en cuidar el planeta.



Artículo escrito por: Carlos Guzmán Palancar
Técnico Comercial área industrial
Linkedin