El futuro empresarial solo será verde

La conexión entre el mundo laboral y la sostenibilidad es ahora más estrecha que nunca. Los clientes tienen cada vez más conciencia ecológica y buscan consumir productos o servicios de empresas que muestren su compromiso con el medio ambiente. Así, los expertos lo tienen claro; el futuro empresarial será verde, o no será. No existe cabida para las compañías que no pretendan evolucionar en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que persiguen un modelo de consumo más respetuoso con la naturaleza.

De este modo, grandes compañías realizan una fuerte apuesta por el ecodiseño o la responsabilidad en todas las fases de vida de sus productos. Desde Contigo Energía, llevamos años abogando por la transición energética y, por este motivo, aplaudimos que cada vez más empresas lleven a cabo buenas acciones:

La industria textil es la causante de un 20% de las aguas residuales a nivel mundial. Por este motivo, la compañía Tejidos Royo, proveedora de tela denim de famosas marcas, ha creado una nueva filosofía de producción. En esta línea, ha desarrollado un nuevo sistema para tintar tela vaquera sin necesidad de usar agua. El proyecto permite reducir el consumo acuático casi en su totalidad, además de disminuir el gasto energético y los productos químicos empleados.

Danone han definido una única agenda de negocio para 2030, con el foco en el medio ambiente, la salud y la comunidad local, que trabajan a través de 9 objetivos de desarrollo sostenible. Además, es la primera empresa española de gran consumo con sello    B Corp, un movimiento que reconoce a las mejores empresas para el mundo.

La multinacional sueca Ikea, se ha marcado el objetivo de implementar materiales más sostenibles en sus productos, y para 2030 espera usar solo materiales renovables y reciclados y reducir su huella en un 70% de media por producto. Además, tiene otras muchas acciones como el “Green Friday” del 23 al 29 de noviembre, para impulsar la recompra de muebles de la compañía con el objetivo de fomentar la economía circular y el consumo responsable.

El Grupo González Byass, dedicado al vino desde 1835, presenta un fuerte compromiso medioambiental que abarca las cinco generaciones de la familia que han conducido la empresa hasta la actualidad. En sus viñedos, se emplean técnicas de agricultura sostenible y tratamientos biológicos que permiten recuperar vides típicas de cada zona y proteger la fauna de cada emplazamiento.